Cruzando Fronteras »

10 comidas y bebidas imprescindibles en Cuba

Si dibujáramos un mapa culinario con los principales manjares de Cuba hay ciertos alimentos que predominarían a lo largo y ancho de la isla: el arroz, los fríjoles, la carne de cerdo y de res, la calabaza o las frutas tropicales marcan intensamente las señas de identidad de sus habitantes.

En Paratieslavida estamos de estreno, inauguramos la nueva web y lo hacemos ofreciéndote 10 comidas y bebidas imprescindibles en Cuba, para que conozcas la riqueza gastronómica de la isla.

 

¿Qué comer y beber en Cuba?

Una cCerveza Bucaneroomida cubana en un día normal se compone de verduras, carne y frutas. Para comenzar, una ensalada de entrante, con lechuga, tomate y zanahoria. Después se sirven platos al centro de la mesa con arroz blanco y fríjoles, judías verdes y maíz, o plátano frito. Son los acompañantes del plato principal, que estará compuesto por carne de cerdo o de res, o pollo frito o asado. De postre, las opciones pueden ser dulces (alguna tarta con chocolate) o generosas fuentes de fruta tropical en trocitos: papaya o fruta bomba, guayaba, mango y plátano.

Para saciar la sed, además de cervezas nacionales como Bucanero o Cristal, la base de todos los cócteles es el ron. En sus distintas modalidades (añejo, blanco…) sirve de ingrediente fundamental para deleitar a turistas y lugareños.

 

1. La langosta, un sabor diferenteLangosta en Sociedad Castropol

Es prácticamente el plato más deseado por los viajeros a la isla, tanto por su intenso sabor, debido al entorno tranquilo y cálido en el que se cría, como por su precio, muy económico en comparación a la que conocemos en Europa.

Para degustar la langosta cubana apostamos por uno de los restaurantes más conocidos de La Habana, situado en pleno Malecón: el Sociedad Asturiana Castropol. Caracterizado por la calidad de su menú y con una variada oferta de platos, este local con preciosas vistas al océano es una apuesta segura para el viajero. Aunque el precio supera ligeramente el de otros restaurantes y paladares de la isla, continúa siendo económico para el bolsillo de un turista español que ha decidido probar langosta J

En este colorido rincón del Malecón también podemos encontrar carnes, pescados, cocina española, pizzas… todos ellos cocinados en el enorme horno de leña que dejan ver al turista curioso en medio del restaurante. Nosotros  probamos otros platos como las frituras de malanga con chicharrones, salsa de miel y pimienta; las croquetas de arroz, y el queso frito con lomo ahumado y tomate.

Frituras de malanga con chicharrones Croquetas de arroz Queso frito con lomo ahumado y tomate

 

2. Piña colada, nuestro primer cóctel

Prácticamente recién aterrizados en la isla tuvimos la oportunidad de parar en un “bar de carretera” entre La Habana y Santa Clara. Apenas eran las 11 de la mañana pero ya apetecía probar uno de los mejores cócteles locales. La piña colada se compone de ron Havana Club Añejo Blanco, leche de coco, hielo picado y azúcar. El camarero preparaba los combinados sin agregar el ron, y el cliente añadía el licor a su gusto, además de la canela. Así, podíamos probar la piña colada al gusto: con alcohol y sin él.

Piña colada Piña colada 2

3. Arroz moro, todo un descubrimientoArroz moro

El también denominado Moros y cristianos, es un plato característico de Cuba que se compone de frijoles (moros) y arroz blanco (cristianos). Para cocinarlos, los frijoles se cuecen pero sin dejar que se ablanden del todo, el arroz se cuece por otro lado y más tarde se mezcla, añadiendo un sofrito de ajo, cebolla y chorizo.

El arroz moro sirve como acompañamiento a numerosos platos de la cocina cubana, además de las judías verdes y la ensalada de maíz. Suele estar presente junto al lomo de cerdo, res o pollo, frito o asado.

 

4. ¿Dónde nació el mojito?

Azúcar, lima, hierbabuena, sifón y ron. Los ingredientes están claros pero, ¿y el orden? Los españoles solemos invertir la forma de echarlos en el vaso. Para conseguir el verdadero mojito cubano hay que añadir, lo primero, el azúcar, y después la lima troceada. Lo siguiente es añadir el sifón, y justo después la hierbabuena, pero sin picarla del todo (como hacemos en España). Es el momento de echar el ron blanco y, por último, el hielo.

Se mueve el cóctel conseguido y al final se echa el hielo, antes de colocar la pajita.

Se dice que el Mojito nació en la barra de la Bodeguita del Medio, en la zona alta de la Habana Vieja, aunque este clásico cubano se sirve a la perfección en cualquiera de las tascas que abundan en todos los barrios de la capital y en las ciudades más turísticas de la isla.

 

Cerdo cubano con arroz moro

5. El cerdo, o puerco para los cubanos

El cerdo, o puerco como se le conoce en la isla, es el segundo plato por excelencia en Cuba, presente en casi todos los menús que los restaurantes y paladares ofrecen a sus clientes. El bistec es el formato más común para cocinar este animal, aunque también puede presentarse como pierna asada de cerdo, macitas o como carne que acompaña al arroz.

La costumbre de comer bistec de cerdo nació en las casas de los campesinos, donde apenas recibían comida y disfrutaban del animal incluso para desayunar.

 

6. Cuba libre / Cubata / Cubanito

Continuando en la estela de los cócteles cubanos destacamos estos tres, de ingredientes similares pero un resultado muy diferente.

El Cuba libre es el clásico combinado de la isla. Únicamente mezclado con ron Havana Club blanco, hielo, cola y una rodaja de limón, difiere de la clásica copa española en el que el ron emana un sabor mucho más suave.

El cuba libre se diferencia del llamado cubata en que en este caso el ron debe ser Añejo, aunque en numerosos rincones de la isla se llama indistintamente a estos dos combinados.

Por último, el cubanito es uno de los más sabrosos combinados del abanico isleño. El ron blanco se mezcla en este caso con jugo (zumo en Cuba) de tomate, un poco de jugo de limón, tabasco (a elección) y sal. El primero que nos tomamos fue una explosión de picante, que fue poco a poco aminorándose con los siguientes…

 

7. Ajiaco, el gran desconocido

Las carnes y viandas de la isla encuentran en este típico caldo una de las formas más caseras de cocinarse. Con alto valor nutritivo y mucho sabor, es uno de los platos preferidos por los cubanos. Los ingredientes varían, pero suele haber una base de plátano verde, yuca, malanga, maíz y calabaza. Estas viandas acompañan a la carne de cerdo, res y pollo, que durante más de dos horas se cuecen y mezclan sus propiedades y sabrosos sabores.

 

8. Frutas tropicales: papaya, mango y guayaba. También en zumos y batidos

En jugos, batidos, troceadas, en tartas, compotas, mermeladas… La riqueza de la fruta tropical se deja ver en cada uno de sus formatos en todos los rincones de la isla.

La papaya, conocida en algunas zonas de Cuba como “fruta bomba”, es una de las más sabrosas. De forma ovalada y textura suave, también es una de las frutas más grandes, y suele utilizarse también con fines medicinales: tiene propiedades astringentes, digestivas, antioxidantes, cicatrizantes y diuréticas.

La guayaba aporta grandes cantidades de vitaminas A y C, aunque también nos pareció algo más incómoda de comer, debido a las pequeñas pepitas que tiene. Sin embargo, posee más beneficios como su capacidad reguladora de la presión arterial, su ayuda a la glándula tiroidea, su condición de relajante nervioso o sus antioxidantes, muy buenos para mantener una piel saludable.

El mango es una de las frutas más aromáticas, sabrosas y con menor aporte calórico. Tiene, además, un alto valor nutritivo, cualidades antioxidantes y es un alimento idóneo para la recuperación física. También es apropiado para preparar la piel para su bronceado.

 

9. Canchánchara, sabor cubano en su más pura esencia

CancháncharaEn Trinidad, en la costa sur de la isla, probamos la famosa Canchánchara, un cóctel que, a pesar de encontrar en esta ciudad su promoción principal, se inventó en la región oriental de Cuba durante el periodo de guerras independentistas contra España. La mezcla se creó para calentar y alimentar a las tropas en periodos de fiebres o de grandes humedades, y a día de hoy es la bebida tradicional de la provincia de Sancti Spíritu.

Con el ron nuevamente como ingrediente principal, el licor se mezcla en esta ocasión con miel de abejas, limón, aguardiente de caña y agua. En una jícara o vasija de barro esta fusión de sabor se ofrece al turista en cientos de locales, entre ellos, el Canchánchara, en el centro de Trinidad, al que da nombre la famosa bebida. Allí encontramos un patio de vecinos convertido en terraza para los clientes, donde un hombre elabora habanos ante la atenta mirada de los turistas y bajo la música tradicional cubana. El ambiente, sin duda, hace que el tiempo se detenga.

 

10. Como entrante o acompañamiento, el plátano macho

Un plátano macho y aceite de girasol. Son los dos ingredientes básicos para este rico manjar que bien sirve como entrante o como acompañamiento a cualquier plato.

La receta es sencilla: se pelan los plátanos y se cortan en rodajas de un dedo de ancho. Se fríen a fuego no muy fuerte para que se hagan bien por dentro y después se escurren. Una vez escurridos se aplastan las rodajas, se vuelven a freír hasta que estén doradas y se sazonan.

Éstas y otras opciones culinarias pueden encontrarse a lo largo y ancho de la isla, donde restaurantes y un cada vez mayor abanico de paladares muestran al turista los sabores cubanos. Y es que la gastronomía isleña se rinde a sus viajeros con la misma calidez que sus gentes y sus paisajes: transmitiendo el calor de lo cotidiano, el sabor de lo original.

 

Locales mencionados:

Sociedad Castropol, calle del Malecón, 107, La Habana (Cuba)
Canchánchara, calle Real del Jigüe, 90, Trinidad (Cuba)

  • Like!
    0

Comentarios Facebook: