Escapadas y Viajes »

Morella, el pueblo más bonito de Castellón

Hoy viajamos hasta Morella, un pueblo de Castellón que se ha convertido en un fijo en las cientos de listas que intentan reunir los 50, 25, 10… pueblos más bonitos de España. No sabemos si de España, pero sí tenemos claro que Morella es el pueblo más bonito de Castellón. Y tras una agradable comida allí, el recuerdo que nos llevamos es aún mejor.

Morella

Qué comer en Morella

Aunque el día lluvioso no nos permitió más que un breve paseo por las calles que encierra su parte amurallada, tuvimos la oportunidad de apreciar su bonito Ayuntamiento, del siglo XV, un auténtico remanso de historia que guarda sus mejores secretos en su interior: las salas de Justicia y del Consejo.

Continuando nuestra ruta hacia el centro, sorteamos charcos entre los soportales de la calle d´en Blasco d´Alagó, la única que aún los conserva tras el incendio de 1356. Antes de este acontecimiento, se conoce que todo el pueblo se construía con estas estructuras, de forma que era posible recorrer el municipio de principio a fin sin mojarse por la lluvia, que al parecer es muy común en la localidad…

Si quieres saber qué comer en Morella, puedes apreciar sus manjares en los escaparates de las bonitas tiendas del centro. Los productos más típicos son la cecina, la miel, la trufa negra, y un dulce muy original que se llama flaóns, rellenos de almendra y requesón.

 

Restaurante Blanca, en Morella (Castellón)

Si buscas dónde comer en la localidad, recomendamos sin lugar a dudas el restaurante Blanca, en Morella. Entramos por casualidad, llamados por la carta que tenían en la puerta y porque (para qué negarlo) tenían tronas y espacio de sobra para que los niños molestaran poco. Y el resultado fue inmejorable.

De primeros platos pedimos un potaje montañés y milhojas de patatas rellenas de carne con salsa roquefort. El potaje estaba exquisito. Casero, sabrosísimo, con la legumbre tierna y bien elaborado. Nos gustó a todos.

potaje motañés

Y las patatas fueron una auténtica sorpresa. Parecidas a las patatas a la importancia, las finas láminas venían perfectamente presentadas con un suave rebozado y el relleno de carne, resultando una combinación de sabores buenísima.

milhojas de patatas rellenas de carne con salsa roquefort

De segundo tuvimos muchas dudas pues la carta del restaurante Blanca ofrecía numerosas carnes elaboradas como estofado de rabo de toro, churrasco, secreto… pero al final optamos por un bistec de ternera. El plato estaba bien, pero venía con una salsa de queso por encima que normalmente nos hace sospechar un poco.

bistec de ternera

Y también pedimos el bacalao, que nos gustó mucho más. Con un finísimo rebozado, se notaba la calidad y la frescura. Venía acompañado de un pisto muy bien preparado, con mimo y buena presentación.

bacalao con pisto

De postre había hasta siete opciones, como la cuajada casera de leche de oveja, el flan casero, crepe de chocolate… Nosotros nos decantamos por nuestro querido coulant de chocolate, que estaba, cómo no, para chuparse los dedos.

coulant de chocolate

Nuestra visita al restaurante Blanca fue muy agradable. La atención fue inmejorable, la calidad muy buena y la experiencia, perfecta.

Restaurante Blanca
Marquesa Fuente Sol, 9
12300 Morella (Castellón)
Tfno.: 964 173 298

 

  • Like!
    0

Comentarios Facebook: