Escapadas y Viajes »

Dónde comer en Malta

En este post os hacemos un adelanto de lo que vendrá en unos días, y os indicamos Dónde comer en Malta. Más concretamente, dónde comer en el sur de la isla.

Visitamos el mercado de pescado de los domingos de Marsaxlokk. Excesivamente masificado de turistas y muchos restaurantes “caza güiris”. Por lo que nos decidimos a buscar un restaurante en un pueblo próximo, alejado de aglomeraciones. Buscando, sobre todo, cocina maltesa de calidad.

Dónde comer en Malta _Marsaxlokk

En la guía de Malta de Lonely Planet recomiendan el restaurante Tal-Familja, en Marsaskala a unos 10 km de Marsaxlokk, para comer pescado y marisco de la zona. Así que nos aventuramos a probarlo.

Dónde comer en Malta _Tal Familja

 

Dónde comer en Malta

Se trata de un restaurante típico maltés que acoge comidas familiares los fines de semana. Moviliza, además de turistas, gente de toda la isla durante todo el año.

Nos dan la bienvenida con unos entrantes de la casa:
– Mantequilla con perejil
– Paté de conejo
– Tomate sobre tostadita crujiente de aceite y ajo

Dónde comer en Malta _Entrantes

Gambas locales con salsa de mantequilla y ajo. Estamos muy mal acostumbrados al excelente marisco que tenemos en España. Las comparaciones son odiosas y claro, estas gambas nos han parecido un sin más con tamaño pequeño y poco sabor. Una ración muy pequeña (6 gambas), y precio de 12€.

Dónde comer en Malta _Gambas

Los platos principales vienen acompañados de patatas asadas, aros de cebolla y verduras a la brasa.

Dónde comer en Malta _Guarniciones

Pez espada a la parrilla, la mejor elección de nuestra visita. Muy sabroso y bien condimentado, acompañado de una guarnición de ratatouille.

Dónde comer en Malta _Pez espada

Calamar local a la parrilla, compuesto de dos piezas, una de ellas estaba blandita y la otro dura, con una mordida difícil.

Dónde comer en Malta _Calamar

Se lo toman con mucha tranquilidad entre plato y plato, con una espera media de 30 minutos. El personal muy amable, pero en cocina muy lentos. Se hace larga la espera. No nos quejamos porque fuera hacía un calor insoportable y dentro del restaurante estábamos fresquitos. Desde luego es para tomarte el domingo con tranquilidad.

Salimos con mal sabor de boca con nuestra visita a Tal Familja, porque seguro que se come mejor de lo que nosotros pudimos probar. Hay establecimientos donde es mejor dejarse aconsejar por los camareros, que tomar decisiones equivocadas.

  • Like!
    0

Comentarios Facebook: