Restaurantes »

Ochenta Grados, un gastrobar de calidad en Malasaña

Volvemos a uno de nuestros barrios favoritos para conocer el restaurante Ochenta Grados, un gastrobar de calidad en Malasaña. Se trata de una de las propuestas que podemos disfrutar para cenar en el centro de Madrid de una forma original, con una cocina que ellos denominan “gastro xs” y que consiste en grandes platos presentados en pequeñas tapas, para poder degustar distintas creaciones.

Hace ya unos años que este local abrió sus puertas en el barrio de Las Tablas, convirtiéndose en uno de los referentes de la zona por su originalidad en la cocina. Hacia 2013 ampliaron su negocio al número 10 de la calle Manuela Malasaña, y desde entonces es una de las apuestas de la noche madrileña, pero también a mediodía por los interesantes menús que ofrece.

restaurante-Ochenta-Grados

carta-restaurante-Ochenta-Grados

 

Gran sabor en platos miniatura

Los platos del restaurante Ochenta Grados son reducidos tal y como indican en su web, una alta cocina en porciones pequeñas: “Olvídate de un primer plato, un segundo y un postre. Te proponemos grandes platos en pequeño tamaño”. Así, apuestan por una técnica de cocción por debajo de 80 grados que permite preservar los nutrientes y las proteínas de los productos, dejando siempre un sabor y un resultado final excepcional.

La carta es amplísima (también preparada para celíacos) y es posible escoger entre fríos y calientes, cremas, molletes, platos más tradicionales… Raciones pequeñas todas entre 4 y 6 euros aproximadamente. Nosotros probamos las siguientes miniaturas:

ensalada-de-quinoa-tomate-y-queso-de-cabra-con-pesto-de-pistachos

Empezamos por la ensalada de quinoa, tomate y queso de cabra con pesto de pistachos. Estaba buena pero no era para tirar cohetes. El pesto le daba muy buen sabor, pero la combinación no nos convenció del todo.

Pedimos las croquetas de chipirón en su tinta, una ración de 4 croquetas muy sabrosas, más al mezclarlas con la salsa que las acompañaba.

croquetas-de-chipiron-en-su-tintacroquetas-de-chipiron-en-su-tinta

empanadillas-de-langostinos-al-curry-con-ketchup-de-cereza

También probamos las empanadillas de langostinos al curry con kétchup de cereza, un plato original y bueno que nos sorprendió bastante.

Ñoquis cremosos con salsa de setas. Sin duda, nuestro preferido. Es difícil que los ñoquis queden en su punto y mucho más si se trata de un plato tan pequeño, pero en este caso el punto de cocción fue perfecto y estaban muy cremosos.

noquis-cremosos-con-salsa-de-setas

lagrimas-de-pollo-con-miel-y-mostaza

Y por último, las lágrimas de pollo con miel y mostaza, que se presentaron con un rebozado muy bueno y fueron, quizá, una de las raciones de mayor peso.

Otros platos de la carta podían ser el salmorejo con helado de parmesano, el huevo trufado con patatas y jamón, el steak tartar con helado de mostaza, la ensalada griega 80 grados Style con sardina ahumada y velo de arroz o la ensaladilla rusa verde.

 

¿Dónde cenar en Malasaña?

Esta original cocina, el buen ambiente del local, una banda sonora acorde a la ocasión y la bonita decoración son los ingredientes perfectos para apostar por el restaurante Ochenta Grados cuando buscamos dónde cenar en Malasaña.

Quizá, lo que menos nos gustó del local fue la rapidez con que servían todos los platos, algo que se valora muchas veces pero que, en exceso, puede otorgar a la cena una sensación un poco agobiante. Y también, el hecho de que sirvan todos los platos a la vez, sin orden. Para alguien a quien le guste disfrutar de uno en uno, con tiempo, esta fórmula le puede bloquear un poco.

Pero en general, y sobre todo por la originalidad y calidad de su cocina, la experiencia nos pareció muy buena. Seguro que repetiremos nuestra visita al restaurante Ochenta Grados, quizá para probar uno de sus menús del día.

 

Restaurante Ochenta Grados
Calle Mirallos, 4 (Madrid) – Tfno.: 914 270 245
Calle Manuela Malasaña, 10 (Madrid) – Tfno.: 914 458 351

  • Like!
    0

Comentarios Facebook: